CONVIVENCIA VIRGEN DE LA CABEZA

De esos días que uno piensa que buenos serían en su pensamiento y no sabes cuando  llegaran¡¡¡ Así podríamos definir esta gran convivencia hospitalaria al lado de la Morenita.

Salimos en autobús a hora temprana desde nuestra sede canónica de Santa Bárbara tras la colaboración de todos para portar mesas, sillas y neveras. Tras treinta minutos llegamos a la ciudad vecina de Andújar para recoger a cinco hermanos más que nos esperaban, pues recordar que nuestra hospitalidad es Diocesana y por tanto acoge a todos y cada uno de los pueblos y gentes de toda nuestra provincia. El resto del camino hasta el  Santuario trascurrió sin problemas, a pesar de las innumerables curvas del camino, las mismas que tiene nuestro caminar por este mundo.

Tras llegar fuimos recibidos por el  Padre trinitario Domingo, el  cual nos ofreció todo tipo de facilidades para celebrar la Eucaristía que estaba programada para las 12:00.Dando comienzo la misma en hora puntual, presidida por nuestro sacerdote hermano hospitalario D. José Cardenete y coordinada maravillosamente por nuestra vocal de Cultos y Celebraciones  Dª Purificación Bruque.

El  Santuario estaba a esa hora como se suele decir “hasta la bandera”, para poder escuchar una misa de las que te llega hasta lo más profundo del corazón. Por el  celebrante, la coordinación, el  entorno, las personas que están a tu lado y por supuesto la presencia de la Morenita y de Nuestro Señor Jesucristo.

Una vez finalizada y revitalizados visitamos en su camarín a Nuestra Señora de la Cabeza. Con su dulce mirada y rostro moreno le pedimos tras ofrecerle un ramo de flores, nos bendijera a la hospitalidad y a cada uno de los integrantes de la misma. Siendo ya las 14:00 horas, el  cuerpo pedía lo mismo que habíamos realizado con el  espíritu. Para lo cual nos desplazamos a un pinar cercano al Santuario, bajo unas sombras que nos ofrecían amablemente un gran pino y alcornoque.

De nuevo con la colaboración de todos se colocaron las mesas y sillas para poder instalar a 45 personas. Con lo mejor de cada casa, se llenó la mesa de alimentos a compartir entre todos “CONVIVENCIA”, una delicia para los sentidos .Una mesa con ricos alimentos, un entorno inmejorable, un día soleado con temperatura muy agradable, compartiendo la mesa con personas que merecen la pena estar a su lado y escuchar sus vivencias y sabiduría.

Como es preceptivo se bendijo la mesa y se llevó a cabo la comida con un gran ambiente y armonía, no podía ser de otra manera tras lo expuesto anteriormente. Terminada, nuestro vocal de Salud D. Emilio Rodríguez, gran conocedor del Parque nos dió una magistral charla sobre las plantas medicinales que podemos encontrar en el  Parque natural de la Sierra de Andújar. Sin duda una gran charla, amena y participativa con enorme interés por todos los asistentes.

La hora ya se nos echaba encima y con pena comenzamos el  regreso hacia nuestro origen, pero muy contentos por el  gran ambiente y por el  gran día disfrutado. Sin duda Nuestro “LOLO” nos allanó un terreno que había comenzado con cielos muy nubosos y terminaron con cielos despejados, soleados , nítidos y transparentes para quien quiera ver sin necesidad de portar lentes.

Un día soñado, luminoso, espiritual, hospitalario y lo mejor cada una de las personas que hicieron posible esta gran convivencia. Nos faltaron aquellos que por uno u otro motivo no pudieron acudir, pero estuvieron muy presentes en nuestro pensamiento y en nuestras peticiones eucarísticas.

¡¡¡¡¡¡¡¡ SEGURO QUE NO SERÁ LA ÚLTIMA VEZ QUE NOS VEA LA MORENITA¡¡¡¡¡¡¡¡